Login


Recuperar mi contraseña

THREADS
Últimos temas
ONLINE
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Mar Abr 28, 2015 4:36 pm.
STAFF
LOST AND LAST


MPPERFIL

CALLISTER RAYNES


MPPERFIL

ALANA LYNCH


MPPERFIL

Affiliates
Afiliados

Foros Hermanos








Afiliados Elite

















Afiliados Normales


CREDITS
DISEÑO DE SKIN POR SKAÔI PARA SOURCE CODE

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Zia C. Holmes el Sáb Dic 22, 2012 11:57 pm

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.
Parque; Sábado; Atardecer;
Libre.

No había sido una idea tan mala sacar a pasear a Sherlock hacía las afueras de la ciudad, para que aprovechara los amplios terrenos de campo en donde pudiera correr y jugar, cosa que su mascota aprovechó rápidamente. Había hecho guardia la noche anterior en el hospital, y aquel día se lo habían dado libre, por lo que lo aprovecho para descansar, recuperar energías y -por supuesto- sacar a su perro a pasear. El tiempo estaba fresco, y las nubes amenazaban con llover en cualquier momento; pero la brisa que pegaba contra su cara la hacía sentir mucho mejor, debía admitirlo. Llevaba puesta una chaqueta negra que la protegía del frío y llevaba un pequeño bolso con un paragüas negro. Quería evitar mojarse en el caso de que la llovizna la tomara de forma desprevenida. Pocas eran las personas que se encontraban en aquel predio, y eso era una suerte porque su labrador tenía la tendencia de mostrarse "amistoso" - Quieto, Sherlock - Lo regañó, intentando llevarlo con su correa, con algo de dificultad debido a que el animal era grande para ella - Vamos, te prometí un paseo solamente si te portabas bien.

Suspiro, mirando a su alrededor, mientras se dejaba arrastrar por Sherlock, quien se encontraba completamente feliz de que su dueña lo sacara a tomar un poco de aire fresco. Parecía que no le bastaban los metros de jardín que Zia tenía en la casita en donde ambos vivían. La rubia saludó con un leve gesto de su cabeza a un par personas que pasaban por allí, y continuó su camino. Habían paseado durante un par de horas, y ya parecía la hora de volver. No quería que el toque de queda los agarrara en algún lugar prohibido. - Tenemos que volver - le avisó a su mejor amigo, acariciándole detrás de sus orejas, recibiendo un ladrido como respuesta - Ya sé que no quieres, pero prometo que mañana te traeré de nuev... ¡Sherlock! - Había comenzando a acariciarlo sobre su cabeza, pero el perro aprovecho un descuido de ella para soltarse de su correa, comenzando a correr - Jod..¡Sherlock, vuelve aquí! - Zia no tardó en correr detrás del animal, intentando tomar la correa, maldiciéndo en su interior que su amigo fuese tan rápido. - Oh no.. - Gimió cuando se dio cuenta que su animal se dirigía a una persona que seguramente buscaría tumbar - ¡Sherlock, no! - gritó, algo jadeante, corriendo e intentando evitar lo inevitable.
avatar
Zia C. Holmes
Freak

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Alana Lynch el Mar Dic 25, 2012 11:07 pm



Al carajo con todos


Eso, con todos y cada uno de ellos. Su padre, su hermano y todos los que habían colaborado para hacer su día más difícil de lo necesario, muchas gracias. Necesitaba un momento para sí misma, para vestirse de civil y sentarse bajo un árbol, sin tener que escuchar lo decepcionados que estaban de ella. Que se jodan. Iba a fumar, también. Otra de las cosas que desaprobaban. Por eso estaba allí, con una pipa entre sus dedos, viendo cómo el humo que escapaba de sus labios se elevaba hacia el cielo.

A veces se preguntaba si Richard Lynch había deseado tener niños, o sólo la oportunidad de crear lo que él consideraba el soldado perfecto. Podría decirse que el entrenamiento de sus hijos había comenzado al momento de abandonar el vientre materno; Su propia esposa se lo había reprochado en más de una ocasión. O eso creía recordar Alana. En todo caso, los resultados estaban a la vista, y ella no pudo evitar que una sonrisa torcida curvara sus labios. Buen trabajo, papá.

Dejó escapar un suspiro, comprendiendo que era hora de volver a lo de siempre. Se puso de pie y respiró profundamente, los ojos cerrados, disfrutando de un último momento de... ¿peligro?. Su cuerpo se tensó al oír el grito a sus espaldas, y se dio la vuelta tan rápido como pudo: justo a tiempo para ver un bólido peludo dirigiéndose hacia ella, demasiado tarde para evitar el impacto. Y antes de que se diera cuenta, estaba de espaldas en el suelo.

_________________






They're gonna eat me alive
IF I STUMBLE
avatar
Alana Lynch
Freak

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Zia C. Holmes el Dom Dic 30, 2012 8:53 am

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.
Parque; Sábado; Atardecer;
Libre.

Zia abrió sus grandes y expresivos ojos claros cuando vio a su labrador tirarse sobre una chica. ¡Maldición! Estaba metida en problemas. Si bien Sherlock no era un perro que mordía a la gente porque sí, no a muchas personas le agradaba que un gran canino como él se tirara encima de ellos. Afectuoso; tal vez demasiado. Hiperactivo como su dueña; apenas podía quedarse quieto. Y se había dado cuenta en ese momento. Se encontraba algo agitada, con su pecho subiendo y bajando en una respiración irregular, debido a todo lo que había corrido. Levantó su falda larga, evitando caer de bruces sobre la tierra -debía de admitir que era muy torpe- y peinó su cabello dorado hacía atrás; intentando pensar en alguna excusa para salvarse de algún posible regaño. Lo primero que se le habá cruzado por la cabeza, había sido decir que el perro no era suyo. Pero éso ya no valía debido a que en el collar de Sherlock tenía puesto su nombre y el nombre de ella junto con la dirección de su departamento. Y además, había corrido largos metros detras de ese gran animal para intentar detenerlo. Mordió su labio inferior desde adentro, llevando su mano hacía su cabeza, y negando. Sherlock Holmes era incorregible.

- Lo siento.. ¡tanto! - Su voz sonó agitada, un poco ahogada, mientras sus manos presurosas; enganchaba su collar nuevamente a la correa, tirando de Sherlock - Eres un perro demasiado desobediente - Lo regañó, tironéandolo hacía atrás, dejando vía libre para que la chica se levantara. El perro ladró, alegre, mientras movía su cola de forma insistente; levantándose en dos patas para apoyarse en Zia y darle un lengüetazo a ella - Ni los besos que me das te salvarán del castigo que te espera - gruño, sin poder evitar sonreír. No, no podía estar enojada con el único compañero de su vida. - Lamento lo que te hizo Sherlock. Le gusta mucho conocer gente nueva - intento excusarse, ofreciéndole una mano para levantarse, a la par que suspiraba de nuevo; esta vez teniendo con más fuerza la correa, evitando así que su mascota escapara. Peinó un mechón rebelde detrás de su oreja, producto de la brisa fresca que comenzaba a levantarse y agradeciendo que llevara puesta una blusa de mangas largas.
avatar
Zia C. Holmes
Freak

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Alana Lynch el Mar Ene 01, 2013 5:50 am



¿Qué demonios acababa de pasar?


Lo supo al ver la cara de un perro (bastante grande por cierto) a pocos centímetros de la suya, tan cerca que podía sentir el calor de su aliento sobre la nariz. La idea de que estuviera entrenado para matar y a punto de desgarrarle la garganta pasó fugazmente por su cerebro, pero pronto comprendió que las intenciones del animal eran otras. Menos sangrientas, pero no más higiénicas. Giró la cabeza de un lado al otro, tratando de evitar lengüetazos, babas, y cualquier otra cosa que pudiera salir de sus fauces, aunque sin demasiado éxito. -No, no... basta- protestó, antes de que la risa que luchaba por reprimir le impidiera seguir hablando. Por mucho que quisiera aferrarse a su mal humor, la situación en que se encontraba era demasiado ridícula para tomarla en serio. Y además, le gustaban los perros, lo suficiente para aplacar su instinto asesino.

De todas formas, hizo un esfuerzo para recobrar la compostura al ver llegar a la dueña del perro, agitada y pidiendo disculpas. Se quedó un momento allí tendida, tratando de recuperar el aliento, mientras la chica apaciguaba a su mascota, para luego ofrecerle su ayuda. Estuvo a punto de aceptarla, sólo para no dejarla con la mano en el aire, pero su orgullo fue más fuerte. -Está bien, puedo sola- afirmó despreocupadamente, poniéndose de pie con agilidad. Se arrepintió casi de inmediato, consciente de lo descortés de su actitud, pero qué mas daba.
-Pues tiene una manera curiosa de presentarse- comentó con una sonrisa traviesa, mientras se limpiaba una mejilla con la manga de su chaqueta



_________________






They're gonna eat me alive
IF I STUMBLE
avatar
Alana Lynch
Freak

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Zia C. Holmes el Mar Ene 08, 2013 8:45 am

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.
Parque; Sábado; Atardecer;
Libre.

Frunció su ceño cuando Sherlock lamió gran parte de la mejilla de la rubia. Mala señal. Cuando le habían regalado al animal, le habían dicho que sería un perro muy peligroso, capaz de destrozarles las piernas al hombre más fuerte. Sin embargo, viéndolo de ese modo; lo único que podía llegar a pensar sería en pedir un reembolso. Había escuchado y leído en revistas que los animales se parecían mucho a sus dueños. ¿Sería que el enorme perro se había acoplado y adquirido la suavidad de Zia? ¿O simplemente se estaba mostrando como verdaderamente era? No lo sabía, pero la cuestión es que en aquel instante, su mascota no tenía nada de feroz o peligroso. Lo cierto era que se estaba mostrando demasiado cariñoso con la persona a la cual había tumbado al suelo -algo de no extrañarse debido a que era enorme- . Mordió su labio inferior, temiendo escuchar más insultos y regaños ; aunque tomó como buena señal que la muchacha se riera bajo los besos de Sherlock. Si se ríe me ahorraré unos cuantos tragos amargos pensó para sí misma, mientras peinaba nuevamente su cabello hacía atrás, sacando al animal de encima para tenderle una mano a la accidentada en un gesto amable. No había personas alrededor de ellos tres, lo que era una suerte porque así evitaría escuchar frases como "me avergonzaste frente a muchas personas". En ése sentido, Zia era algo analítica. Debía pensar ésas situaciones para prepararse a lo que vendría. Cautelosa. Solamente lo suficiente.

Orgullosa pensó para sí misma en aquel instante en el cual la joven se levantaba por sus propios medios, sin necesidad de aceptar la ayuda de Zia. Algunos gestos y acciones decían mucho de las personas por más minúsculas que fueran. En ése caso no tardó en darse cuenta de que estaba enfrente de alguien que no solía pedir ayudar, ni nada por el estilo. Interesante. - Oh bien, por un instante temí que mi perro te había quitado la movilidad en tus piernas - respondió sin ofenderse ni inmutarse, manteniendo una sonrisa risueña en su ovalado rostro, mientras su mano al aire la llevaba hacía la correa para evitar que su labrador escapara de nuevo. No quería más accidentes, por lo menos en ése día - Oh sí, a él no le van las presentaciones formales. Dice que son muy conservadoras - bromea, de forma alegre, acariciando con sus dedos el suae pelaje de Sherlock, quien ladró feliz, tal vez porque se sentía aludido - Lo siento de verdad. No pensé que se escaparía de la forma en que lo hizo.. - Comenzó a decir, rascándose su barbilla y soltando un suspiro - Por cierto. - volvió a mirarla sonriéndole - Mi nombre es Zia.
avatar
Zia C. Holmes
Freak

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Alana Lynch el Mar Ene 15, 2013 11:43 am



Recuperar su dignidad



Ésa era su prioridad por el momento. Miró las babas que ahora tenía en la manga, y utilizó la otra para volver a frotarse la mejilla. Era bueno que la joven no pareciera considerar su dificultad para aceptar ayuda como un desaire, y que su sonrisa se mantuviera imperturbable. Alana dejó que la suya se ampliara un poco más al escuchar sus palabras - Se necesitaría algo más que un Sherlock para eso, créeme - respondió sin poder evitarlo, con cierto orgullo y dándose aires de misterio. Pensaba en algún tipo de explosión o una bala en su columna, de preferencia, aunque no iba a entrar en detalles.


Una vez que su rostro estuvo tan limpio como era posible sin la ayuda de un buen lavado, se dedicó a sacudir el polvo que se había adherido a la parte posterior de su cuerpo, comenzando por los hombros y terminando en sus botas, sin olvidar pasar por su trasero. Por un momento pensó en preguntarle a la otra chica, Zia, qué tal se veía, antes de decidir que no era su estilo.

- Yo soy la Sa... Alana - se corrigió rápidamente. La fuerza de la costumbre estuvo a punto de traicionarla, pero por esta vez quería ser sólo ella misma, sin ningún rango precediendo su nombre, sin todo lo que identificarse como miembro del ejército llevaba consigo, ya fuese a su favor o en su contra. No era cuestión de mentir sobre a qué se dedicaba, sino de no responder a una pregunta que ni siquiera le habían hecho. Ahora sólo le quedaba esperar que Zia no hubiese advertido su error, o no le diera suficiente importancia como para unir los puntos - Y por esta vez no te preocupes, pero asegúrate de que no haya una próxima. Puede que otras personas no sean tan pacientes como yo - finalizó mientras intentaba acomodar un poco su cabello.




_________________






They're gonna eat me alive
IF I STUMBLE
avatar
Alana Lynch
Freak

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Zia C. Holmes el Lun Ene 28, 2013 7:41 pm

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.
Parque; Sábado; Atardecer;
Libre.

Podría haberle tendido mi pañuelo. La idea paso por la cabeza de la joven rubia, mientras observaba con ojos pacientes, a la chica que se estaba limpiando el resto de las babas de Sherlock. Sin embargo, la razón por la cual se detenía a llevar a cabo dicha acción, era por su orgullo. No le había aceptado la mano para ayudarla a reincorporarse en un gesto solidario, menos aceptaría un pañuelo para limpiar la suciedad de su rostro. De todas formas lo hizo bien. Continuó con el hilo de sus pensamientos, acercándose apenas un poco para levantar su dedo pulgar y rozarlo sobre la ceja izquierda de la chica, sacándole un poco de tierra que había quedado, producto de la caída. Lo había hecho en un gesto lento; cuestión de que supiera que Zia no le haría nada malo. Eran tiempos difíciles los que estaban pasando por Londres. Entendía a las personas desconfiadas - Ahora estás bien - Asintió, observando su rostro perfecto. Bonita, si que lo era. - Oh, estoy hablando con una chica dura. Eso es bueno. Hay que ser fuertes - Ella misma no lo era, y lo tomaba como una gran desventaja, tenía que admitir ésa dura realidad.

La chica comenzó a sacudir su ropa, y antes de que pudiera decirle algo, Sherlock ladró nuevamente. Estaba viendo a un par de pajarillos, juguetear por aquella zona solitaria, y su mascota quería ir a jugar con ellos. - Ahora no, chico. - Le regañó de forma dulce, ajustándo la correa alrededor de su muñeca para evitar más percances. En el momento en que su interlocutora dijo su nombre, Zia levanto su rostro, frunciendo levemente su ceño. Si había algo que nunca le había fallado, era su percepción. ¿Cómo iba a pasar por alto, entonces, algo tan evidente? Pero lo hizo. Tal vez, porque Alana tenía las razones para ocultar su verdadera identidad. ¿Acaso ella misma no había cambiado su nombre para hacer una vida nueva? Solo con pensar en eso, la hizo soltar un suspiro imperceptible. Era demasiada carga para ella sola. No pienses en eso ahora, se regañó, mientras recobraba la compostura y la saludaba con un asentimiento de cabeza - Alana es un lindo nombre - respondió con la sonrisa fresca dibujada en su rostro - Creéme que no volverá a suceder. Por lo menos hoy. De todas formas, ya me he topado con personas que no han sido tan buenas como tú, así que estoy acostumbrada - Prosiguió, comenzando a caminar despacio, debido a los tironeos de Sherlock - Oye, ¿tienes ganas de caminar un poco? Un poco de compañia humana no me haria mal en estos momentos.
avatar
Zia C. Holmes
Freak

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Alana Lynch el Lun Feb 04, 2013 12:36 pm



Alerta

La dueña de Sherlock estaba alzando una mano, aparentemente en dirección al rostro de Alana. El cuerpo de ésta entró en tensión, listo para lanzarse al ataque de ser necesario. Si Zia daba un paso en falso, podía acabar con el brazo torcido en un ángulo bastante doloroso. Al menos había tenido la sensatez de no hacer movimientos bruscos, lo que la militar interpretó como una señal de que no estaba en sus planes hacerle daño, mas eso no impidió que moviera la cabeza levemente de forma instintiva, buscando impedir el contacto. Solía sentirse incómoda cuando la tocaban, especialmente en la cara. Sin embargo, la idea era actuar como podría hacerlo una ciudadana cualquiera, ¿verdad? Pues esa chica parecía ser una de ellas, y si creía que ese tipo de contacto era normal, probablemente lo fuera, así que la dejó hacer. Por la misma razón, también reprimió su impulso de advertirle que no volviera a intentar algo como eso si no quería tener una idea más aproximada de cuán dura era en realidad. En su lugar, procuró suavizar un poco su expresión, curvando los labios en una media sonrisa como para que no pensara que estaba molesta - Tú lo has dicho - respondió a sus palabras, decidiendo no hacer otros comentarios sobre el tema.

Después de su accidentada presentación, se dedicó a estudiar con cuidado la reacción de la chica. Ceño fruncido, mala señal. Ya podía irse despidiendo de sus pretensiones de ser vista como una persona y no como un uniforme, porque así ocurría siempre, sin importar qué ropa vistiera. Estaba esperando que Zia le hiciera algún cuestionamiento, o directamente le preguntara si era militar, pero no ocurrió nada de eso. Incluso pareció perderse en sus propios pensamientos antes de volver a sonreír.

'Ya me he topado con personas que no han sido tan buenas como tú'. Rió un poco por lo bajo al escuchar esas palabras. Últimamente había tenido que escuchar una variedad de calificativos aplicados a su persona, y buena no solía ser uno de ellos, al menos si no iba seguido de para nada. Y era probable que tuviera que soportar algunos más al regresar a su hogar , lo cual hizo la oferta de una caminata más tentadora de lo que hubiese resultado en otras circunstancias - ¿Por qué no?- dijo, luego de un instante de vacilación. Entonces se dio cuenta de que se estaba olvidando de algo - Sólo espera un momento - le pidió, mientras su mirada recorría la zona hasta dar con los que buscaba. Se inclinó rápidamente para recoger su pipa, limpiándola con cuidado una vez que la tuvo entre sus dedos - Aquí estás - murmuró con una sonrisa traviesa antes de ponerse a la par de Zia y su perro - Todo en orden - anunció sin dejar de sonreír.


_________________






They're gonna eat me alive
IF I STUMBLE
avatar
Alana Lynch
Freak

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Zia C. Holmes el Mar Feb 12, 2013 9:27 pm

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.
Parque; Sábado; Atardecer;
Libre.

Desconfiada. ¿Quién no lo era al fin y al cabo? Eran tiempos difíciles los que estaban pasando el mundo en ése momento. Nadie confiaba con nadie, ni siquiera en la propia sombra. Zia se encontraba muy acostumbrada a ése tipo de tratos. Sin embargo, la rubia era demasiado confianzuda como para mantener la postura que Alana mantenía en esos momentos con ella. Parpadeó, sonriendo suavemente de lado, cuando los ojos de la chica le transmitieron duda en el momento en que ella había levantado su mano. - No te haré daño - dijo simplemente, dándole a entender que era de los buenos y, por consiguiente, que ella no sería capaz de lastimarla. - A veces soy demasiado impulsiva en mis acciones, lo siento - sonrío con un dejo de nostalgia, mientras comenzaba a caminar de nuevo, tironeada especialmente por Sherlock, quien se encontraba ansioso de ser libre unos momentos más. La escueta respuesta que recibió por parte de su interlocutora, le dio el claro ejemplo de que no debía hablar más de la cuenta. Bueno, eso no sería difícil de cumplir. Últimamente, Zia hablaba solo lo suficiente.

- Si, no hay problema - Respondió, deteniéndose en seco una vez más, y tirando suavemente de la correa de su mascota para que no siguiera caminando - Un minuto quieto - le dijo, alzando una ceja y riendo al recibir un ladrido como respuesta. Los ojos claros de la enfermera pasearon por la zona hasta dar con la figura de la otra rubia que se había acercado a una árbol, levantando un objeto que no conseguía ver claramente. - ¿Lista? - preguntó, volviendo a retomar la caminata, siempre al lado de su nueva acompañante, observando con atención la pipa que sostenía entre sus manos - Hace mucho que no veo una de ésas - Más o menos desde que abandoné mi vieja vida terminó la frase en sus pensamientos, intentando mantener la expresión serena, pero siendo como su corazón se oprimía - Y dime.. ¿Hace mucho tiempo que estabas en este lugar? - Preguntó, intentando sacar un tema y olvidarse, momentáneamente, de la cruz que llevaba cargando a sus espaldas.
avatar
Zia C. Holmes
Freak

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Alana Lynch el Sáb Feb 16, 2013 1:28 pm




Las hojas resecas crujieron bajo sus pies cuando comenzó a caminar a un ritmo tranquilo y relajado, tan poco militar como le era posible. Comenzaba a sentirse más cómoda, y no creía que fuese a costarle demasiado disfrutar de la caminata. Su atención estaba ahora centrada en el inquieto animal que las acompañaba, en sus ladridos y retozos, en su entusiasmo por liderar la partida. Zia era afortunada al tenerlo como compañero, se dijo. Siempre había querido un perro sólo para ella, y durante un tiempo había pensado que ese deseo realmente podía cumplirse. Muy ingenuo de su parte, pero en ese entonces no tenía más que cinco o seis años, y su padre no tardó en darla de cara con la realidad. Nada de perros, o más bien, nada de mascotas. Nada de establecer lazos de afecto con ningún ser vivo. Ese tipo de emociones podía y sería usado en su contra, siempre.

Fue una suerte que Zia le hiciera un comentario sobre la pipa antes de que ese tipo de pensamientos pudiera aparecer en su cerebro - Bonita, ¿verdad? - dijo, girándola entre sus dedos para que la chica pudiera verla mejor. La falsa modestia no era lo suyo. Si bien las palabras que Zia había escogido la intrigaron un poco, por el momento decidió no pedirle detalles - Un buen rato - respondió a su pregunta, encogiéndose de hombros. No podía saberlo con exactitud, ya que había perdido la noción del paso del tiempo mientras trataba de abstraerse del mundo y las personas que lo habitaban. Era la idea, después de todo. Hizo una breve pausa y continuó hablando - Necesitaba un poco de aire fresco para despejar la mente. Supongo que sabes cómo es - concluyó sin dejar de mirar al frente, mientras se preguntaba si esa era una de las razones por las que Zia salía a caminar, más allá de la obvia de pasear a su mascota.




_________________






They're gonna eat me alive
IF I STUMBLE
avatar
Alana Lynch
Freak

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Zia C. Holmes el Vie Feb 22, 2013 11:06 pm

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.
Parque; Sábado; Atardecer;
Libre.

Si había algo que le traía mucha tranquilidad a Zia, era escuchar el sonido de las hojas romperse bajo la pisada de sus zapatos. El otoño era uno de sus meses favoritos por ésa simple razón. Si hubiera tenido la posibilidad, hubiera dado cualquier cosa por vivir en el medio del campo, alejada del bullicio de los campos militares y aquellas sociedades que comenzaban a crecer nuevamente. Soñaba con estar sola, teniendo como única compañía a su fiel Sherlock y al viento que mecía los árboles de su casita imaginaria. Sigue soñando pensó de forma irónica, sin dejar de caminar, haciendo un poco de fuerza para evitar que su mascota escapara nuevamente. Pocas eran las veces que encontraba personas amistosas como Alana. Era raro que dos completas desconocidas accedieran a un paseo y más en los tiempos oscuros que corrían. ¿Acaso ella trabajaría con los militares? ¿Formaría parte de la sociedad? ¿De aquellos rebeldes de los cuales había oído alguna vez? No le interesaba mucho. No solía juzgar demasiado a las personas por su trabajo. Seguramente tendrían sus razones.

- Es muy bonita, sí. - Admitió con una sonrisa sincera, mientras observaba con curiosidad la pipa que tenía la rubia entre sus manos. - Además parece que fuese una reliquia. Esta muy buen cuidada - No era de elogiar mucho, pero siempre sentía que debía felicitar a las personas que cuidaban bien sus cosas. Manías de ella, quizás. - Yo nunca he fumado pipa. Y creo que a la última persona que vi hacer éso fue a Ar.. - sacude su cabeza - A mi abuelo. Sí. A él. - Ésos deslices eran frecuentes, pero tenía que tener cuidado. Vivir del pasado no era sano y lo sabía. Siempre lo había hecho. Sherlock quisó apurar el paso de las chicas, y Zia observó a su alrededor. Estaban ellas dos solas. - Bueno, te dejaré salir, pero a mi llamado te vienes enseguida muchacho. y nada de ir saludando más gente - Dijo, deteniéndose un instante para inclinarse y sacarle la correa al perro, quien ladró feliz poniéndose a asustar a las palomas que estaban cerca. - Sí. Yo también necesitaba cambiar de aire. El trabajo que tengo me gusta mucho pero a veces suele ser muy agotador - Explicó, volviendo a retomar el paso y sintiendo sus brazos más liberados. Ahora sí podría conversar un poco más tranquila.
avatar
Zia C. Holmes
Freak

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.